¿Estudiar maestría o doctorado? Eso ya no le conviene a tu cartera

Quebrado.
Las personas con mayores niveles educativos en México vieron mermados sus sueldos en el sexenio de Peña Nieto
Quebrado.
Las personas con mayores niveles educativos en México vieron mermados sus sueldos en el sexenio de Peña Nieto

¿Estudiar maestría o doctorado? Eso ya no le conviene a tu cartera

Quebrado.Las personas con mayores niveles educativos en México vieron mermados sus sueldos en el sexenio de Peña Nieto
Pexels
2018-11-02 |06:10 Hrs.Actualización06:10 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque en México se piensa que entre más estudias, más dinero ganarás

Seguro tus padres y familiares te aconsejaron que estudiaras al más alto nivel para que tuvieras un trabajo mejor pagado, pero eso ya no aplica... al menos no en el gobierno de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el análisis ‘El sexenio del empleo precario y los bajos salarios’, del Observatorio de Salarios de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México y Puebla, la política de la administración del presidente Peña Nieto provocó que la brecha salarial entre los trabajadores con doctorado y maestría cayera en promedio 30%.

En 2012, las personas con doctorado y con 11 a 13 años de experiencia recibían como salario promedio 23 mil 604 pesos mensuales; para 2016, esa cifra se redujo a 20 mil 666 pesos, un 12% menos.

Los trabajadores con doctorado, pero con 2 a 4 años de experiencia, también sufrieron un decremento de sus percepciones del 1%, al pasar de 14 mil 553 pesos al mes en 2012 a 14 mil 367 pesos mensuales en 2016.

Por otro lado, en 2012, la gente con maestría y con 11 a 13 años de experiencia ganaba en promedio 22 mil 373 pesos; para 2016, solo obtuvieron 19 mil 981 pesos, un 11% menos.

Los trabajadores con maestría, de 2 a 4 años de experiencia, ganaban 15 mil 188 pesos al mes en 2012, en 2016 su sueldo se redujo en 2% para ganar 14 mil 818 pesos mensuales.

 

BAJOS SALARIOS

De hecho, el gobierno de Peña Nieto eliminó fuentes de trabajo con empleos de altos salarios y solo presentó crecimiento con salarios de baja remuneración, de acuerdo con el análisis de la Ibero.

Por ejemplo, la población asalariada donde hubo un mayor crecimiento del empleo fue la integrada por trabajadores que perciben más de uno y hasta dos salarios mínimos mensuales. Entre 2013 y el 2018 se crearon tres millones 189 mil 748 puestos de trabajo en esta población. 

Por el contrario, donde más fuentes de trabajo se perdieron, con un total de un millón 58 mil 65 empleos, fue entre quienes reciben de sueldo más de tres y hasta cinco salarios mínimos. A esto último hay que añadir que entre quienes ganan más de cinco salarios mínimos se perdieron un millón 39 mil 213 empleos.

"En la administración de Peña Nieto, la precariedad en las condiciones laborales, con población sin seguridad social, contratación no permanente y sin prestaciones, se vio acompañada de creación de puestos de trabajo con menores salarios y destrucción de empleos con mayores remuneraciones", detalla el análisis de la Ibero.

EL CULPABLE

De acuerdo con el análisis ‘El sexenio del empleo precario y los bajos salarios’, la reforma laboral de 2012 se dirigió a abaratar la contratación y despido de los trabajadores.