Esto es lo que vive un preso en las cárceles mexicanas

Entrevistas.
El Inegi realizó la primer encuesta en cárceles del país
Entrevistas.
El Inegi realizó la primer encuesta en cárceles del país

Esto es lo que vive un preso en las cárceles mexicanas

Entrevistas.El Inegi realizó la primer encuesta en cárceles del país
Cuartoscuro
2017-07-31 |19:21 Hrs.Actualización19:21 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque deberían ser centros de readaptación social

Para conocer cómo es la vida en los reclusorios de México, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) entrevistó a 64,150 personas en los 338 centros penitenciarios que hay en el país.

Los resultados, no muy alentadores, de estas entrevistas fueron presentados este lunes como parte de la primer Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL).

Síguenos en Twitter @nacion321

Aquí te contamos los resultados más relevantes de este ejercicio realizado del 31 de octubre al 9 de diciembre de 2016:

De acuerdo con el Inegi, México registró en 2016 una tasa de 173 personas privadas de la libertad por cada 100 mil habitantes. En Estados Unidos, esta tasa fue de 693, mientras que en Canadá fue de 114.

Del total de la población privada de la libertad, 68.1% tenía entre 18 y 39 años; 94.1% sabía leer y escribir, y 72.1% contaba con estudios de educación básica.

EL ARRESTO

25.5% de la población que se encontró privada de la libertad en 2016 fue arrestada inmediatamente después de haber cometido el presunto delito, mientras que 21.5% fue sustraída detenida posteriormente sin una orden de detención de por medio.

Al momento de su arresto, 75.6% dijo sufrir algún tipo de violencia psicológica y 63.8% argumentó violencia física en su contra por parte de las autoridades.

Al ser presentada ante el Ministerio Público, 67.6% fue informada sobre el motivo por el cual la acusaban y sólo 19.8% pudo ejercer su derecho de contactar a un abogado.

En la encuesta, 24.3% de esta población recibió amenazas o presiones para declararse culpable.

El delito: 39.3% de la población que en 2016 recibió una sentencia fue condenada por robo; 27.6% de los que esperan sentencia se encuentra recluida por este motivo.

EN CÁRCEL

De la población privada de la libertad, 31.9% se sintió insegura en el Centro Penitenciario donde está internado y 19.1% al interior de su celda, reveló la encuesta.

Además, 33.2% dijo que fue víctima de una conducta ilegal; de ese porcentaje la mayor proporción sufrió por robo de objetos personales, mientras que 5% fue víctima de algún delito sexual.

Sin embargo, 82.2% dijo que realiza de manera regular actividades de acondicionamiento físico, mientras que 71.3% llevó a cabo actividades de lectura.

Solo 23.9% de la población que se encontró privada de la libertad durante 2016 recibió visita conyugal.

A nivel nacional, 94% de la población privada de la libertad durante 2016 consideró que podría tener reinserción familiar una vez cumplida su condena, aunque solo el 40.1% manifestó que podría lograrlo a nivel social al abandonar el Centro Penitenciario.

En cuanto a corrupción, 66.4% de las personas entrevistadas dijo que pagó por exentar el pase de lista en su centro penitenciario, 50.2% dijo que pagó para tener aparatos eléctricos, 26% pagó por dispositivos de comunicación,  28.7% por recibir comida y 17% por recibir protección.