Enrique Ochoa declaró ser de Nuevo León para operar 18 concesiones de taxis

Irregularidades.
Pese a las acusaciones, el líder priista afirmó que sus concesiones son regulares
Irregularidades.
Pese a las acusaciones, el líder priista afirmó que sus concesiones son regulares

Enrique Ochoa declaró ser de Nuevo León para operar 18 concesiones de taxis

Irregularidades.Pese a las acusaciones, el líder priista afirmó que sus concesiones son regulares
Cuartoscuro
2017-03-27 |13:19 Hrs.Actualización13:29 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el líder partidista se ha dedicado a señalar las polémicas de sus opositores

Enrique Ochoa Reza, líder nacional del PRI, obtuvo 18 concesiones de taxis entre 2005 y 2008; para lograrlo aseguró que vivía en Nuevo León, cuando en realidad estuvo radicando en la Ciudad de México y Líbano, según un reporte Reforma.

El líder partidista acreditó vivir en una residencia del municipio de San Nicolás, Nuevo León para que el gobierno le liberara las concesiones, pues es un requisito que dicta la Ley de Transporte de la entidad.

Sin embargo, durante los mismos años, el currículum de Ochoa Reza destaca que vivió en Líbano y después regresó al país para ejercer cargos en la Ciudad de México, lugar donde administró los taxis de dicha entidad, según la nota de Reforma.

Para comprobar su residencia en Nuevo León, el líder del PRI presentó un recibo telefónico a su nombre para comprobar que vivía en la calle Don Juan 407, en la Colona Lagrange; sin embargo la actual administración estatal informó que no pudo corroborar el dato, ya que durante los cuatros años que dijo vivir ahí, ningún vecino lo vio.

Para obtener las concesiones, la ley  también obliga a las personas físicas a presentar un acta de nacimiento original y una constancia emitida por el municipio que avale su residencia, pero Ochoa reza solo entregó su pasaporte expedido en la Ciudad de México, según revelaron documentos oficiales del gobierno de Nuevo León.

De acuerdo a Reforma, las concesiones están valuadas en casi 5 millones de pesos de manera informal, sin incluir el costo de los vehículos que servirán para taxis. 

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, reveló que el actual presidente del PRI adquirió dichas concesiones de forma irregular durante las pasadas administraciones de los priistas Natividad González y Rodrigo Medina, en la entidad.

"Es un delincuente, punto. No tenía por qué haberlo hecho, el que haga eso está delinquiendo, y el presidente del PRI no creo que tenga necesidad de estar teniendo taxis, sería muy honroso para él, que las regrese en su estado original, y eso haría que la gente piense bien de él", declaró el gobernador del estado. 

De inmediato, Ochoa Reza negó que exista alguna irregularidad en la adquisición de concesiones, las cuales fueron compradas en conjunto con particulares y no por contar con algún beneficio de las pasadas administraciones del gobierno de Nuevo Léon.

En un comunicado, el priista dijo que los artículos 59 y 62 de la Ley de Transporte y Movilidad del Estado, establece la manera de transferir concesiones de un vehículo de alquiler, por lo que todos los movimientos realizados son legales, según el propio Ochoa Reza.