En México no basta con "echarle ganas", si naces pobre te mueres pobre

Desigualdad.
Este es un problema grave y viene de décadas atrás
Desigualdad.
Este es un problema grave y viene de décadas atrás

En México no basta con "echarle ganas", si naces pobre te mueres pobre

Desigualdad.Este es un problema grave y viene de décadas atrás
Cuartoscuro
2019-08-09 |08:32 Hrs.Actualización19:23 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque la desigualdad en México es un tema que se arrastra desde hace décadas

En México nacer pobre es estar condenado a morirse pobre. Salvo una minoría, no basta con "echarle ganas" para salir de esta condición. 

Un informe de la organización Oxfam, en colaboración con el Colegio de México (Colmex), titulado Por mi raza hablará la desigualdad, dio a conocer algo que se intuía, pero no lo teníamos tan claro en datos: el origen socioeconómico condiciona el éxito en la vida de una persona.  

Oxfam afirma que las probabilidades estimadas de alcanzar el quintil económico más alto (es decir, la parte más alta de la riqueza) son 11.5 veces menores para los hombres provenientes del cuartil inferior del Índice de Orígenes Sociales (IOS) que para quienes provienen del cuartil superior. 

Observa la parte inferior de la siguiente gráfica. Podrás ver que las personas del cuartil 1 se concentran en el quintil 1 del índice de riqueza (46.1%) y se va reduciendo conforme el quintil aumenta. Solo un 1.8% de las personas que nacen en el cuartil más bajo logran alcanzar el mayor nivel de riqueza en México

Esto significa, en palabras más claras, que los hombres y mujeres que de origen nacen en una familia más pobre, les resulta menos probable escalar que aquellas personas que provienen de una posición más acomodada. 

El Índice de Orígenes Sociales considera simultáneamente el estatus ocupacional del padre o jefe de familia, la escolaridad de los padres, así como la riqueza medida a partir de la posesión de bienes y servicios de la familia de origen para definir la posición social de origen de las personas. 

Por ejemplo, de las familias del primer cuartil solo el 9.5% cuenta con refrigerador, el 14.7% con agua entubada dentro de la vivienda, o solo 2.5% tenía una lavadora. En contraste, de las personas del cuarto cuartil el 94.7% tiene refrigerador, el 93.2% contaba con agua entubada en su casa y el 78.1% tiene una lavadora. 

Oxfam explica que la asociación entre desigualdades socioeconómicas y características étnico-raciales no deben verse como variables independientes, sino como factores entrelazados históricamente.

En Nación321 te mostramos, derivado de este mismo estudio, que es más difícil ascender en los trabajos de mayor jerarquía para las personas con un tono de piel más oscuro que las personas con piel clara. Lo mismo pasa para las personas con características raciales indígenas, negras y mulatas que con respecto a las personas autoadscritas como blancas o mestizas.  

Sin embargo, dejan muy claro el peso del origen social. 

"Es necesario advertir que los efectos de las características étnico-raciales son de menor magnitud que los de la posición socioeconómica de la familia de origen, que es la circunstancia social con mayor impacto en la desigualdad de oportunidades"

«Oxfam»

El estudio advierte que, para las personas con origen socioeconómico del menor nivel, "contravienen el principio meritocrático del premio al mérito y al esfuerzo", además, también permiten dimensionar el grado de inmovilidad social y entender la forma en que se da la reproducción intergeneracional de la desigualdad, apunta la organización.