Empresarios estiman que próximo gasolinazo afectará la canasta básica

Alza de precios.
Los empresarios esperan un alza en los productos que conforman la canasta básica
Alza de precios.
Los empresarios esperan un alza en los productos que conforman la canasta básica

Empresarios estiman que próximo gasolinazo afectará la canasta básica

Alza de precios.Los empresarios esperan un alza en los productos que conforman la canasta básica
Cuartoscuro
2016-12-29 |07:36 Hrs.Actualización08:53 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque tu salario ya no rendirá igual

Si eres de los que piensa que por no tener carro vas a salvarte del gasolinazo, estás muy equivocado, pues la modificación de los precios en la gasolina afectará toda la cadena productiva y será un duro golpe al bolsillo de todos los mexicanos.



“El incremento provocará un aumento en los precios de la canasta básica, dado que afecta a toda la cadena productiva y el mayor impacto será en el precio final, el cual recae sobre el consumidor que verá reducida su capacidad de compra”, explicó Enrique Solana, presidente de la Confederación Nacional de Comercio (Concanaco).

Los productos que podrían recibir el impacto de inmediato serán la tortilla, la leche, la carne de res, el huevo y el arroz. Hasta noviembre pasado, el precio de la canasta básica, según el Coneval, fue de 2 mil 401 pesos.

Solana consideró que se tiene que revisar la fórmula para determinar los precios de las gasolinas, ya que representa un alto costo en comparación con el poder adquisitivo de la población.

Habrá más presión a los costos de producción de la industria en México, por lo que es necesario avanzar hacia un blindaje para elevar la productividad y fortalecer al sector productivo, dijo Manuel Herrera, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin).

Además de dichos incrementos, los industriales enfrentan las presiones de la depreciación del tipo de cambio y el incremento en las tasas de interés, factores que limitan la capacidad financiera de las empresas.

“Los industriales del país reciben con inquietud esta noticias, pues estamos concluyendo un año 2016 de nulo crecimiento en el conjunto de la industria mexicana, prevemos un panorama complicado para 2017", informó la Concamin mediante un comunicado.

Una de las propuestas de la Concamin es avanzar hacia un blindaje sólido productivo, que propicie una mayor competitividad y fortalecimiento de las actividades productivas, ya que son las principales generadoras de riqueza y empleo.

Esto debe ser a través elevar el contenido nacional en los proyectos productivos de infraestructura, elevar el financiamiento y las garantías de la banca de desarrollo para el sector productivo y aumentar el contenido nacional en las compras del gobierno, apuntó.

En este sentido, señaló que también se requiere un esquema de mejora regulatoria que disminuya hasta en un 30% los costos administrativos, así como la firma de un acuerdo para la preservación del empleo.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) insistirá en renegociar la fórmula para determinar el precio de los combustibles con su propuesta de que el gobierno reduzca el impuesto que cobra en la gasolina y así evitar que el valor final sea tan elevado que provoque un alza de precios al consumidor en productos y servicios, y con ello mayor inflación.

Daniel Vázquez, presidente de la Comisión de Energía del órgano empresarial dijo a El Financiero que insistirán en su propuesta, aun cuando la Secretaría de Hacienda ya publicó los precios de venta de gasolina y diésel para enero del 2017.

“Los precios son un tema que aún se puede negociar y nosotros vamos a seguir impulsando esta propuesta para que en el corto plazo pueda haber una recuperación en el precio pidiéndole al gobierno que haga un esfuerzo para disminuir el impuesto y que esto se vea reflejado en un menor precio”.

La Coparmex propone que empresarios y autoridades revisen en conjunto la fórmula para determinar el precio de los combustibles, ya que con una depreciación del más del 25 por ciento del valor de la moneda al importarse entre 55 y 60 por ciento de la gasolina que se consume en México, genera un aumento mayor en el precio final del combustible.