Empleadas domésticas deberán tener IMSS, determinó la Suprema Corte

Trabajo.
Empleadas domésticas paseando un niño en la CDMX
Trabajo.
Empleadas domésticas paseando un niño en la CDMX

Empleadas domésticas deberán tener IMSS, determinó la Suprema Corte

Trabajo.Empleadas domésticas paseando un niño en la CDMX
Cuartoscuro
2018-12-05 |19:13 Hrs.Actualización20:30 Hrs.


CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque millones de mexicanas trabajan como empleadas domésticas

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró este martes discriminatorio excluir a las empleadas domésticas del régimen obligatorio del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y el director de esta institución, Germán Martínez, ya acató dicha decisión.

Al resolver el amparo directo 9/2018, el pleno de la Segunda Sala del Alto Tribunal aprobó por unanimidad el proyecto del ministro Alberto Pérez Dayán, y determinó que es inconstitucional que los patrones no estén obligados a inscribir a las empleadas domésticas en el IMSS.

Consideró que no existe razón constitucionalmente válida por la cual la Ley Federal del Trabajo y la Ley del IMSS excluyan el trabajo doméstico del régimen obligatorio de seguridad social, lo que provoca discriminación injusta contra dichas trabajadoras.

Dejar fuera el trabajo doméstico del régimen obligatorio del IMSS afecta de manera desproporcionada a la mujer, pues estadísticamente la labor del hogar es realizada preponderantemente por ellas, señalaron.

Los ministros agregaron que el trabajo doméstico ha sido tradicionalmente objeto de condiciones inadecuadas, extensas jornadas y bajos salarios, expuesto a condiciones que están lejos del concepto de trabajo digno.

Tal tratamiento impide al trabajador doméstico la oportunidad de un acceso real a prestaciones sociales que les permitan encontrarse protegidos contra circunstancias e imprevistas que afecten sus medios de subsistencia e ingresos, así como generar un proyecto de vida en condiciones igualitarias.

Por lo anterior, la Segunda Sala de la Corte concedió el amparo a una quejosa de 80 años de edad, entre otros aspectos, para hacer del conocimiento del IMSS esa situación discriminatoria y ordenar que dentro de un plazo prudente (primer semestre de 2019), implemente un programa piloto.

El mismo tendrá como fin diseñar y ejecutar un régimen especial de seguridad social para las trabajadoras del hogar, que a su vez entregue las facilidades administrativas necesarias que permitan cumplir de manera sencilla y clara las obligaciones patronales.

Es decir, el régimen social propuesto debe tomar en cuenta las particularidades del trabajo doméstico, como lo es que en algunos casos tenga más de un patrón y que las relaciones laborales usualmente no están establecidas mediante un contrato de trabajo.

En el Senado de la República se presentó el 4 de diciembre una iniciativa para modificar la Ley Federal del Trabajo que busca beneficiar a las trabajadoras domésticas en México y propone la obligación de que exista un contrato entre los patrones y las personas trabajadoras del hogar.

La iniciativa fue propuesta por senadores de Morena, PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PVEM y busca reformar 16 artículos de la mencionada legislación.

MARTÍNEZ: ACATAMOS DECISIÓN

El director general del IMSS, Germán Martínez Cázares, aseguró que se acata de inmediato la decisión de la SCJN para incorporar a las trabajadoras domésticas al régimen obligatorio de protección del instituto.

Martínez aseguró que se diseñará un programa piloto para incorporar a las trabajadoras domésticas y se entablará un diálogo con organizaciones civiles para ello. "El IMSS tiene las puertas abiertas para todas y todos, sin distingos y sin privilegios", declaró el funcionario federal.