Ellos se encargarán de investigar las acusaciones de abuso sexual en la iglesia

Misa.
Feligreses durante una misa en la Catedral de la Ciudad de México
Misa.
Feligreses durante una misa en la Catedral de la Ciudad de México

Ellos se encargarán de investigar las acusaciones de abuso sexual en la iglesia

Misa.Feligreses durante una misa en la Catedral de la Ciudad de México
Cuartoscuro
2019-03-21 |12:02 Hrs.Actualización12:02 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este hecho inédito pone el dedo sobre la llaga de los supuestos casos de abuso sexual por parte del sacerdocio

Con el fin de combatir los abusos sexuales registrados al interior de la iglesia, la Arquidiócesis Primada de México presentó este miércoles al Equipo Interdisciplinario de Atención a Víctimas.

El Equipo Interdisciplinario está integrado por Andrés Luis García, encargado del Tribunal Eclesiástico de la Arquidiócesis de México; la psicóloga Zaira Noemí Rosales, directora del Departamento de Protección a Menores; Manuel Corral, secretario para las Relaciones Institucionales de la Arquidiócesis Primada de México; Marilú Esponda, directora de Comunicación Social, y Joaquín Aguilar, director de SNAP-México, una red internacional de apoyo a víctimas de abuso sexual.


Como primera tarea, dicho equipo ya revisa diez casos de sacerdotes acusados de pederastia; esta revisión se hace en coordinación con las autoridades civiles.

Marilú Esponda, vocera de la Arquidiócesis, explicó que los diez sacerdotes acusados ya fueron dados de baja mediante un procedimiento ad cautelam, que les impide ejercer su ministerio hasta que el caso se dictamine.

“Una cosa que me gustaría destacar es que la Arquidiócesis de México fue la primera en tener protocolos de atención a víctimas, con el monseñor Jorge Estrada al frente de un esfuerzo que se llevó a cabo desde años atrás. Hoy aquellas acciones tienen resultados”, explicó Marilú Esponda.

Dicho grupo se formó a propuesta del papa Francisco, en el marco de las disposiciones establecidas por la Conferencia del Episcopado Mexicano, y de la política de “cero tolerancia” impulsada por el arzobispo de México, Carlos Aguiar Retes.

Esponda explicó que éste es el primer paso de una estrategia más amplia en la que se pretende, mediante campañas de prevención y otras acciones, crear ambientes de protección a menores en los diversos círculos sociales. Señaló que el delito de abuso sexual no es privativo de la Iglesia, sino que se trata de un fenómeno que se puede dar en cualquier núcleo de la sociedad.

Tras señalar que hoy la Iglesia ha dado los primeros pasos para la reparación integral del daño, Joaquín Aguilar, como representante de las víctimas, externó que lo más complicado cuando se suscita un caso de abuso sexual es el trabajo con las víctimas, pues muchas se niegan a denunciar, en gran medida porque el procedimiento médico es muy agresivo.

Las denuncias de las víctimas de abuso sexual, o quien detecte una situación irregular, será atendida vía telefónica o por correo electrónico.