Elecciones de 2021 son una decisión entre la democracia y la dictadura: Calderón

Considera que existen motivos para considerar que un régimen democrático está en riesgo de convertirse en autocrático
Considera que existen motivos para considerar que un régimen democrático está en riesgo de convertirse en autocrático
Considera que existen motivos para considerar que un régimen democrático está en riesgo de convertirse en autocrático
Considera que existen motivos para considerar que un régimen democrático está en riesgo de convertirse en autocrático

Elecciones de 2021 son una decisión entre la democracia y la dictadura: Calderón

Felipe Calderón.Considera que existen motivos para considerar que un régimen democrático está en riesgo de convertirse en autocrático
Especial
Nación321
2021-05-20 |12:39 Hrs.Actualización12:39 Hrs.

Las elecciones intermedias del próximo 6 de junio de 2021 son las más importantes en la historia de México, pues se debaten entre una decisión por la democracia y la dictadura, advirtió el expresidente Felipe Calderón, en el foro EF Meet Point Virtual.

"Ahora lo que está en juego no es como tradicionalmente ocurriría en una democracia ordinaria, una elección entre candidatos y su trayectoria -que desde luego lo es-, una elección entre partidos y sus propuestas -que por supuesto hay que revisar-, yo honestamente lo considero una decisión entre la democracia y la dictadura”, apuntó.

En su participación en el foro EF Meet Point Virtual ‘Una charla con el expresidente Felipe Calderón’, habló sobre la democracia que las elecciones darán como una oportunidad de sostener el régimen donde los y las mexicanas pueden coincidir o discrepar en paz, y actualmente los signos son “ominosos de destrucción de la vida democrática que hemos construido”.

El exmandatario señaló que existen motivos para considerar que un régimen democrático está en riesgo de convertirse en uno autocrático, y enlistó una serie de estas pruebas, de acuerdo con el libro Cómo mueren las democracias de Steven Levitsky.

“La primera de ellas es si el gobernante respeta o no las instituciones y las prácticas democráticas. Si analizamos en México, desde la consulta patito -o gansito- del aeropuerto, que canceló el aeropuerto (...), hasta los ataques al INE, la utilización de la justicia para perseguir opositores y la constante agresión a adversarios, refleja que no hay un respeto a las prácticas, a las instituciones y a los organismos democráticos”, indicó.

La segunda prueba tiene que ver con si se considera que la opinión divergente es respetable y tiene legitimidad. Pero esto no es así, dijo. 

"Quienes discrepamos, incluso respetuosamente, del presidente, somos calificados como representantes de intereses perversos, somos calificados como conservadores, traidores".

Como tercera prueba, mencionó que no se atrevería a decir que se tolere la violencia, sí se toleran algunos hechos violentos desde el Gobierno.

Añadió que otra situación que puede ser preocupante es que los locutores y comunicadores que discrepan con el Gobierno han sido sacados de canales oficiales.

“Yo sí veo signos ominosos que si no se construye una mayoría opositora al Gobierno que equilibre al poder, que le dé expresión a este balance de poder, iremos rápidamente a un régimen autocrático y quizá a una dictadura. Eso se decide (en las elecciones)”, dijo en el foro.