El GIEI, del caso Ayotzinapa, fue blanco de espionaje, confirma Citizen Lab

¿Vigilados?
Los integrantes del GIEI fueron blanco de un malware que solo puede contratar el gobierno
¿Vigilados?
Los integrantes del GIEI fueron blanco de un malware que solo puede contratar el gobierno

El GIEI, del caso Ayotzinapa, fue blanco de espionaje, confirma Citizen Lab

¿Vigilados?Los integrantes del GIEI fueron blanco de un malware que solo puede contratar el gobierno
Cuartoscuro
2017-07-10 |10:34 Hrs.Actualización10:34 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque este grupo se encargó de investigar uno de los casos más polémicos y graves de inseguridad en México

Los integrantes del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que investigaron el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, fueron blanco de intentos de espionaje a través de enlaces maliciosos con el software Pegasus, reveló Citizen Lab.

De acuerdo a un informe publicado este lunes, los expertos que investigaban la desaparición de los 43 normalistas fueron espiados durante un periodo en el que enfrentaban hostigamiento y habían criticado al gobierno mexicano por obstaculizar la indagatoria.

En ese momento, añade el análisis, los integrantes del GIEI preparaban el informe final de su investigación; el 21 de febrero del 2016 acusó de obstrucción al gobierno mexicano y a la Procuraduría General de la República.

Para el 1 de marzo del año pasado llegó el primer intento de infección al celular de uno de los integrantes; el segundo intento se dio el el 4 de marzo. El GIEI publicó su informe final el 24 de abril de 2016.

Los enlaces, dijo Citizen Lab, infectan al celular con el software Pegasus, lo que permite acceder al teléfono y controlar el micrófono, cámara y recoger todos los contactos, correos electrónicos, mensajes, geolocalización y la información personal. 

"Los intentos de infección estaban claramente destinados a comprometer la privacidad e integridad del proceso de investigación de GIEI. Se especula que los operadores detrás de estos intentos pueden haber intentado aprender las teorías, las fuentes y el contenido de la investigación a medida que se preparaba el informe final", indica el informe.

El GIEI fue creado, por acuerdo entre el Gobierno de México y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que depende de la Organización de Estados Americanos (OEA), para investigar la desaparición de 43 estudiantes de la normal rural Raúl Isidro Burgos, la noche del 27 de septiembre del 2014 en Iguala, Guerrero. 

El GIEI denunció la semana pasada la posibilidad de ser blanco de espionaje, a través de una carta, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), previo a las audiencias de México, en el 163 Periodo de Sesiones del organismo.

En la primera denuncia del uso del software Pegasus, uno de los blancos, además de periodistas, fue Mario Patrón, integrante del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro y cercano a los padres de los 43.