Él es el ministro que quiere presidir la Suprema Corte y aplicar austeridad

Arturo Zaldívar.
El queretano busca ocupar el máximo cargo de la Suprema Corte
Arturo Zaldívar.
El queretano busca ocupar el máximo cargo de la Suprema Corte

Él es el ministro que quiere presidir la Suprema Corte y aplicar austeridad

Arturo Zaldívar.El queretano busca ocupar el máximo cargo de la Suprema Corte
Especial/Nación321
2018-12-11 |18:38 Hrs.Actualización18:38 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque sería el máximo representante del Poder Judicial, quien sí estaría de acuerdo con la austeridad planteada por López Obrador

El próximo 2 de enero se elegirá al nuevo presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y uno de los cuatro aspirantes es Arturo Zaldívar, ministro que se ha pronunciado abiertamente a favor de una política de austeridad. 

Por ello, aquí te presentamos al ministro que con 9 años de experiencia en la Suprema Corte ha defendido ideas como la despenalización del aborto, el uso lúdico de la marihuana, el matrimonio igualitario y la protección a los más vulnerables.

Arturo Zaldívar Lelo de Larrea es queretano, estudió su licenciatura en la Escuela Libre de Derecho (1978-1983); hizo su especialidad, maestría y doctorado en la UNAM de 1985 a 1988. Desde el 1 de diciembre de 2009 ocupa el cargo de ministro de la Suprema Corte.  

El ministro se formó con los hermanos maristas. Recibió una educación humanista, vinculada con el catolicismo de izquierda. Eso, y la huella de sus padres, lo hicieron quien es", escribió María Scherer en una columna en El Financiero.  

"Lo que he hecho en la Corte coincide con mi convicción profunda de hacer lo correcto en cada momento. Si así se toma allá afuera o no, me da lo mismo. Para unos soy un ministro progresista, defensor de libertades, y para otros soy el diablo. He tenido asuntos muy controversiales y en algunos me ha ido como en feria en las redes sociales y en la prensa. Está bien, siempre y cuando yo esté convencido de que hice lo que tenía que hacer", dijo a María Scherer. 

Austeridad, transparencia, comunicación, combate a la corrupción y al nepotismo son las banderas de Zaldívar, dos de ellas también son especialmente banderas del presidente Andrés Manuel López Obrador. 

Arturo Zaldívar destaca que ninguno de estos ejes de su plan como aspirante a la presidencia de la Suprema Corte es una visión "oportunista". 

"Son ideas que he sostenido toda mi vida, y son incluso parte del decálogo que me comprometí a cumplir cuando comparecí ante el Senado durante el proceso de designación", escribió el abogado.

En una columna publicada este martes en Milenio, el doctor expone que el Poder Judicial necesita una renovación que solo puede lograrse "con voluntad política". 

"Cualquier diálogo constructivo con los otros poderes del Estado pasa por una consolidación de nuestra autoridad moral", expone el ministro, quien compite con Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, Jorge Pardo Rebolledo y Alberto Pérez Dayán por el cargo que dejó Luis María Aguilar.

Pero también destaca que el rol de la Suprema Corte debe ser un contrapeso del poder, pero siempre con un objetivo común y una visión "unificada". 

En 2015, Arturo Zaldívar propuso legalizar cultivo, transporte y consumo de marihuana con fines lúdicos o recreativos, pues aseguró que su prohibición va contra el libre desarrollo de la personalidad.

En su currículo, el ministro destaca que su preocupación principal ha sido el impulso de criterios garantistas, entre los que destacan asuntos sobre el derecho a la libertad de expresión; sobre el derecho a la igualdad y no discriminación en ambientes laborales y de discapacidad; juzgar con perspectiva de género. 

Otra de sus intervenciones más recordadas fue cuando interpuso un proyecto de amparo en el que proponía declarar la inconstitucionalidad del delito del aborto en 2016.