¿Cómo superar una crisis psicológica tras el sismo?

Pánico.
México ha vivido distintos sismos en los últimos meses
Pánico.
México ha vivido distintos sismos en los últimos meses

¿Cómo superar una crisis psicológica tras el sismo?

Pánico.México ha vivido distintos sismos en los últimos meses
Cuartoscuro
2018-07-19 |10:30 Hrs.Actualización10:30 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque los problemas de salud pueden durar incluso más 6 meses

La salud mental y emocional de las personas que perdieron a un familiar, su patrimonio o que vivieron un momento de crisis durante los más recientes sismos ocurridos en México también se debe atender.

El más reciente sismo de este jueves 19 de julio de magnitud 5.9 con epicentro en el noroeste de Huajuapan de León, Oaxaca, nos puso en alerta nuevamente. 

En Nación321 entrevistamos a la maestra en Salud Pública Paula Chávez Santamaría, académica de la Facultad de Psicología de la UNAM, y esto nos dijo sobre cómo afrontar estas crisis.

RECONOCER EL PROBLEMA

Para comenzar, la especialista indicó que primero hay que reconocer las etapas que siguen a un evento natural como el sismo de esta magnitud.

El shock que se vive durante el momento del fenómeno puede generar crisis emocionales durante las siguientes 76 horas, las cuales en ciertos casos pueden durar un par de meses.

Si después de la tragedia sientes irritabilidad, tristeza, alteraciones del sueño, cambios en tu alimentación, ansiedad o aumentas de manera notable tu consumo de alcohol, es posible que tengas un problema derivado de esta vivencia.

En el caso de los niños, como padre o familiar de ellos, puedes identificar si mojan la cama por las noches, si tienen pesadillas o dificultades para dormir, si tienen un comportamiento agresivo, los notas dispersos o hiperactivos.

Sin embargo, cuando estos problemas persisten más allá de medio año se consideran como un problema de estrés postraumático, por lo cual lo ideal es buscar la ayuda de un profesional.

¿CÓMO AYUDAR?

Lo ideal es acudir a un especialista, pero si en estos momentos no tienes el tiempo o los medios económicos para hacerlo, nosotros podemos hacer algo por sí mismos y ayudar a los demás.

-Trata de tranquilizar a la persona (esto no significa pedirle que deje de llorar).

-Escucha y se empático con el otro.

-Acompaña, reconforta y, si la persona lo permite, abraza y arropa mediante el contacto físico.

-En el caso de adultos mayores, no los dejes solos, hazlos sentir en confianza y también permíteles cooperar.

-También es importante que reconozcas cuando la gente quiere estar sola y hay que darles ese espacio.

Y con los niños:

-Deja que hablen de su propia experiencia.

-Juega, baila, canta con ellos. Déjalos tener sus muñecos o peluches.

-En caso de orinar la cama, no los regañes.

-Si lo piden, déjalos dormir contigo.

-Cuéntales la verdad de manera breve, clara y honesta.

-Explícales que estos hechos, cómo los sismos y la muerte son algo natural.

-No insistas si no quieren hablar. Tampoco les des detalles innecesarios.

-No los expongas de manera continua a las noticias sobre las tragedias.

¿Y YO DÓNDE QUEDO?


Uno mismo debe saber cuáles son sus límites. Hay que saber en qué momento dejar de trabajar o si estás ayudando saber cuándo hacer una pausa, afirmó la psicóloga Paula Chávez.

Sentir estrés, ansiedad o si nos estamos irritando fácilmente y tenemos ganas de llorar, son señales de que algo no va bien.

"Hay que estar muy al pendiente de nosotros. Si uno se siente cansado es momento de descansar; si alguien no ha podido dormir estas noches a lo mejor es momento de platicar con alguien"

Para conciliar el sueño, por ejemplo, la especialista recomienda hacer ejercicios de respiración como inhalar por la nariz y exhalar por la boca de manera suave por 5 o 10 minutos.

Finalmente, aconseja abrir el diálogo, platicar las cosas y no verlo como un tabú, pues mientras más se exprese el sentir podemos evitar la presencia de muchos de estos eventos postraumáticos.

¿DÓNDE PEDIR AYUDA?

Si tú o alguno de tus familiares o amigos requiere de ayuda profesional luego del sismo, diversas instituciones han puesto a disposición de la comunidad diversos medios para acercarte a ellos.

Pero además de la UNAM, hay otras instancias como el IPN, el gobierno de la Ciudad de México o la Sociedad Psicoanalítica Mexicana que también ofrecen apoyo.