Así veían a México los periodistas asesinados este año

Un grupo de periodistas se manifestó en el Ángel de la Independencia
Un grupo de periodistas se manifestó en el Ángel de la Independencia

Así veían a México los periodistas asesinados este año

Protesta.Un grupo de periodistas se manifestó en el Ángel de la Independencia
Cuartoscuro
2017-05-16 |19:37 Hrs.Actualización19:37 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque no se ha dado con los responsables

Desde el año 2000, Artículo 19, organización que defiende la libertad de expresión, contabiliza 105 periodistas asesinados y 23 desaparecidos en México.

El último caso de este tipo fue el registrado este lunes en Culiacán, Sinaloa, donde un grupo de personas armadas asesinó al reportero Javier Valdez.

Lamentablemente, el periodista de Ríodoce y La Jornada no es el primero del año, ya que en 2017 van 6 comunicadores asesinados.

Síguenos en Twitter @nacion321

Como no podemos dejar pasar estos hechos aquí te presentamos lo que escribían y pensaban los seis periodistas mexicanos asesinados este año.

JAVIER VALDEZ

Javier Valdez, un periodista especialista en asuntos de narcotráfico y también colaborador de la AFP, fue la sexta víctima del gremio periodístico en lo que va del año.

Valdez fue asesinado al mediodía, a balazos, en la calle, muy cerca de las oficinas de Ríodoce, el semanario que fundó en 2003 y convertido en una voz solitaria de denuncia en una región donde prevalece por miedo la autocensura informativa. 

El sinaloense expresaba constantemente su preocupación por el estado del periodismo en México, tal como lo hizo en 2011, al recibir el Premio Internacional de la Libertad de Prensa del Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

"Ser periodista es como formar parte de una lista negra. Ellos (los narcotraficantes) van a decidir, aunque tú tengas blindaje y escoltas, el día en que te van a matar", comentó al recibir el galardón.

“He sido periodista estos 21 años y nunca antes lo he sufrido y gozado con tanta intensidad y con tanto peligro”, aseguró. “En Culiacán, Sinaloa, México, es un peligro estar vivo, y hacer periodismo es caminar sobre una invisible línea marcada por los malos que están en el narcotráfico y en el gobierno. Un piso filoso y lleno de explosivos. Esto se vive en casi todo el país. Uno debe cuidarse de todo y de todos y no parece haber opciones ni salvación y muchas veces no hay a quién acudir“.

El premio del CPJ, dijo Valdez, era un faro de luz del otro lado de la tormenta. “En Ríodoce hemos experimentado una soledad macabra porque nada de lo que publicamos tiene eco ni seguimiento. Y esa soledad nos hace más vulnerable”, puntualizó.

FILIBERTO ÁLVAREZ

El pasado 29 de abril, fue baleado Filiberto Álvarez Landeros, periodista, poeta y locutor de Morelos cuando salía de su programa de radio “Poemas y cantares”, en La Señal de Jojutla; el periodista murió en un hospital local.

En su fase de poeta, Álvarez Landeros solía acudir a eventos culturales para promover la lectura y el gusto por la prosa, algo que lo apasionaba, como lo describió en una presentación el 18 de Enero del 2014 en el Museo de Arte de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

"Nosotros como seres humanos nos pasamos la mitad de la vida recibiendo dones, enseñanzas y ejemplos, y en la otra mitad tenemos que hacer un esfuerzo y gratitud para devolver un poco de lo que la vida nos ha enseñado. Soy un poeta que siento el perfume y el calor en cada verso de amor que le voy cantando al viento, no me abruma no lamento ningún pesar del peregrino. El poeta que no canta todo su inmenso sentir, que la fe en el porvenir no lo incita, no lo imanta, que reserva en su garganta oculto su sentimiento, que no ofrece su talento con franqueza y con amor, es un poeta traidor de su propio pensamiento", dijo Filiberto Álvarez.

El locutor aseguró que los medios de comunicación eran esenciales para transmitir a las nuevas generaciones el gusto por la literatura y la poesía.

"No dudo ni tengo por cierto sin causarme desencanto que muchos versos que canto se pierden en el desierto, sin embargo, voy despierto sin temor a los azares, acá y allá entre los mares, después de tantas fatigas, surgirán bocas amigas que repitan mis cantares, me han enseñado los años de mi largo batallar, que quienes saben amar, no sufren los desengaños", dijo el poeta.

MAXIMINO RODRÍGUEZ

El 14 de abril, el periodista Maximino Rodríguez, reportero del Colectivo Pericú, fue asesinado por un grupo de personas armadas cuando salía de una tienda en La Paz, Baja California Sur.

Rodríguez cubría la fuente policiaca desde hace más de 20 años y en su última nota, escrita el pasado 11 de abril, detalló las acciones de grupos criminales que operaban en La Paz y el centro turístico de Los Cabos.

En una nota titulada "Lo que queda de los Javieres buscan distraer la fuerza policial en Los Cabos por la desesperación del Colores", el periodista describío que la presencia de las fuerzas armadas inspiraba confianza entre los habitantes ante el actuar del crimen organizado.

"De acuerdo a información obtenida de fuentes policiales, los grupitos de “El Colores” quieren que se les ponga atención cuando ya no traen nada y por eso es que han cometido este tipo de actos como fueron las dos recientes ejecuciones en La Paz, lo que se busca es distraer la fuerza policial en Los Cabos. La célula dirigida por “El Colores”, David González Payan, es la que busca la desestabilización, es quien ha mantenido la amenaza en contra de las autoridades y así como se ha detectado en la colocación de algunas mantas tanto en La Paz como en Los Cabos", escribió Maximino Rodríguez.

El periodista policíaco lamentó que grupos criminales dirigidos por David González Payán amenazaran tanto a la autoridad como a la sociedad de Baja California Sur, "en su desesperación por ocupar la plaza comete estos actos para generar miedo y para llamar la atención", expresó.

En la sección de comentarios de la última nota de Maximino, se lee un comentario amenazante.

"Hora si pinche seudoperiodista corrupto mentiroso la amenaza no es para la sociedad puto ozicon dice para todas las autoridades corruptas como tu pendejo ahora no cerraste a comentarios como en la nota anterior de la muerte de esta pinche lacra corrupta enemigo publicó de la sociedad del puto policía estatal juan Salvador Diaz que ya había hecho muchas ya las debía el culero fue un gran día para b.c.s... Ahora están matando a todos estos pinches corruptos de mierda todos están podridos narcopoliticos del pan Lic. Ministerios públicos el nuevo sistema de injusticia penal no sirve para nada toda la policía estatal está podrida no hay ningún medio y ningún periodista confiable en b.c.s", dice el comentario que dejaron en la nota de Maximino Rodríguez, 

MIROSLAVA BREACH

La periodista y corresponsal de La Jornada, Miroslava Breach, fue asesinada en Chihuahua, Chihuahua, el pasado 23 de marzo, cuando la comunicadora llevaba a su hijo a la escuela, crimen que despertó la indignación de organizaciones internacionales 

Breach había escrito recientemente sobre los lazos del narcotráfico con ciertos políticos de su estado.

El diario La Jornada incluso publicó una nota de agosto de 2016, por la que aparentemente fue amenazada la periodista chihuahuense.

En la nota, Breach informó que centenares de familias desplazadas de las comunidades y pueblos serranos de Chihuahua perdieron sus casas, ganado y tierras, a manos de narcotraficantes que con amenazas de muerte les impidieron regresar.

"La historia es la misma en las comunidades de La Lobera, Milpillas, El Huicochi, Las Chinacas, en el municipio de Chínipas; El Manzano, en Urique; Ocoyachi y Jicamorachi en Uruachi; Bocoyvo, en Batopilas; El Durazno en Guadalupe y Calvo: Grupos de sicarios irrumpen, ordenan a los pobladores dejar sus viviendas y propiedades; luego se asientan en la zona para sembrar amapola, de la que obtienen goma de opio, base de la heroína, cuya demanda desplazó el cultivo de mariguana en la región", escribió Breach.

La periodista narró que en los años recientes se incrementó la presión sobre los habitantes de la serranía. 

"Los cabecillas de grupos criminales en la región han aniquilado familias completas en su ambición por el control de la producción y compraventa del enervante. Los asesinatos vinculados al crimen organizado habían repuntado en los municipios serranos, pero desde abril pasado hubo un incremento en las principales urbes del estado, donde se había tenido una disminución de homicidios en el pasado", detalló la corresponsal de La Jornada.

RICARDO MONLUI

Ricardo Monlui Cabrera, dueño y director del portal El Político y editor de la columna Crisol de El Sol de Córdoba fue asesinado el 19 de marzo por varios sujetos que le dispararon cuando salía de un restaurante junto con su familia en Yanga, Veracruz.

Monlui solía escribir sobre los problemas en la zona cañera de Yanga y sobre los procesos políticos locales.

En una de sus últimas colaboraciones, escrita el pasado 7 de marzo, Monlui Cabrera escribió sobre la arrogancia de los políticos locales.

"Tal parece que el nuevo escenario político que está marcando el Partido Acción Nacional es con línea a los empresarios. El hecho de tener dinero, no quiere decir que la población se vaya por los ricos por algún interés, no para nada. Queda claro que esos panistas su misma condición social los hace ser arrogantes y soberbios, de pueblo no tienen nada y menos el apoyo en Orizaba, Ixtaczoquitlán y Córdoba respectivamente", manifestó el periodista.

 CECILIO PINEDA

El periodista de La Voz de Tierra Caliente, Guerrero, fue asesinado el pasado 2 de marzo cuando recogía su automóvil de un centro de lavado.

Previo a su muerte, Pineda Birto publicó un video en su cuenta de Facebook donde afirmó que a pesar de que el gobierno de Héctor Astudillo Flores tenía conocimiento del lugar donde se escondía el líder del grupo delictivo los Tequileros, Raybel Jacobo de Almonte, no actuaban porque “había compromisos muy fuertes” entre el narco y las autoridades estatales.

El periodista hizo referencia a la situación de San Miguel Totoloapan, donde autodefensas cerraron a finales de febrero pasado más de 100 escuelas para exigir al gobernador guerrerense la captura de Raybel Jacobo de Almonte El Tequilero.

Pineda Brito informó que los integrantes del grupo de autodefensa de San Miguel Totolapan, vinculados con el grupo de la Familia, iban a bloquear la carretera federal que conecta los municipios de Arcelia con Pungarabato, en esa región donde el narcotráfico controla territorios completos.


“Ustedes han visto y llama la atención por qué no quiere intervenir el gobierno de Astudillo a pesar de que tienen los elementos de la ubicación del grupo criminal de Los Tequileros. Pareciera que hay compromisos muy fuertes. Esperemos en qué acaba este asunto y a ver si no acaba en más muertes porque las autoridades no quieren actuar como debe ser”, dijo antes de ser asesinado Pineda Birto.