Así era México meses antes de la lucha de Revolución

Los cambios.
Un paseo con trajineras por Xochimilco en 1910 y en la actualidad
Los cambios.
Un paseo con trajineras por Xochimilco en 1910 y en la actualidad

Así era México meses antes de la lucha de Revolución

Los cambios.Un paseo con trajineras por Xochimilco en 1910 y en la actualidad
Especial
2017-11-19 |08:28 Hrs.Actualización08:28 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque el país ya nunca sería el mismo después de los hechos que se desarrollaron en 1910

En 1910 México era gobernado por su presidente más longevo, la República Mexicana solo tenía 28 entidades, el ferrocarril era el transporte que conectaba a los mexicanos y la población era solo un 12.7% de lo que es actualmente.

Como lo describe Daniel Cosío Villegas en su libro "Historia general de México", los meses previos a la Revolución Mexicana (que estalló oficialmente el 20 de noviembre de 1910), el país llevaba más de 30 años de abuso, explotación, falta de identidad nacional, aculturación y afrancesamiento que provocaron un levantamiento en el que hombres y mujeres lucharon por una vida mejor.

"Lograr la tan deseada paz social, que según los ideales liberales permitiría el crecimiento y desarrollo económico del país con capital nacional (aunque Díaz prefería estimular la inversión extranjera), había costado una represión brutal al pueblo. Las concesiones hechas a las compañías extranjeras, las exenciones de impuestos y en general el abuso ejercido por la burguesía extranjera logra el asentamiento de los capitales de grandes potencias mundiales", describe Cosío Villegas.

 México era un país completamente diferente a lo que conocemos hoy y aquí te dejamos los datos que ejemplifican esta diferencia:

POBLACIÓN

Meses antes de que se llevara a cabo el movimiento armado revolucionario, México tenía apenas 15 millones 160 mil 369 habitantes (en 2015 alcanzamos los 119 millones 530 mil 753 habitantes, de acuerdo con la Encuesta Intercensal del Inegi). 

Es decir, la población total mexicana era poco menos que la población del Estado de México en 2015 (16 millones 187 mil 608 personas).

Además, de los poco más de 15 millones de mexicanos que eramos, 10 millones 809 mil personas (un 71%) habitaba en zonas rurales, comparado con el 29% (4 millones 351 mil mexicanos) que vivían en zonas urbanas.

El Distrito Federal (ahora Ciudad de México) era la entidad más habitada, con 471 mil 066 habitantes (en 2015 la CDMX era casa de 8 millones 918 mil 653 personas). 

Esa cantidad de habitantes es menor a la que tuvo la delegación Cuauhtémoc en 2015, 532 mil 553 personas.

GEOGRAFÍA

México no siempre ha tenido 32 entidades federativas y en 1910 solamente 28 estados conformaban (legalmente) la República Mexicana.

Las entidades federativas que todavía no formaban parte de los Estados Unidos Mexicanos eran Baja California (se unió hasta 1952), Baja California Sur (1974), Nayarit (1917) y Quintana Roo (1974).

Todas estas entidades eran territorios federales y no propiamente una entidad federativa, por lo que los poderes centrales designaban a sus autoridades.


POLÍTICO

A principios de 1910 el presidente de México era Porfirio Díaz Mori, quién venía gobernando la nación desde 1884. El 10 de julio de dicho año se llevarían a cabo nuevas elecciones para elegir al mandatario que gobernaría hasta 1916. Ninguno de los partidos políticos con registro a nivel nacional existía en 1910.

Una vez que el general Díaz anunció que buscaría su reelección, Francisco I. Madero viajó por el país planteando la necesidad de un gobierno democrático. El 15 de abril se llevó a cabo la convención de los clubes antirreeleccionistas con 200 delegados y sus participantes eligieron como candidatos a la presidencia y a la vicepresidencia a Madero y a Francisco Vázquez Gómez, respectivamente.

 La nominación de Madero entusiasmó a un sector de la oposición con la idea de poder ejercer realmente su derecho al voto.

Obviamente la candidatura de Madero no le gustó nada a don Porfirio, quien mandó encarcelar a los líderes de los clubes antirreeleccionistas; los periódicos que apoyaron la causa democrática fueron suprimidos; se usó el poder de la policía para disolver los clubes e impedir las recepciones que se organizaban en honor de los candidatos del partido Antirreeleccionista. 

Posteriormente el régimen de Porfirio encarceló a Madero, quien permaneció recluido durante las elecciones que dieron el triunfo a Díaz. 

Poco después Madero fue trasladado a San Luis Potosí, de donde logró fugarse. El 4 de octubre de 1910, Porfirio Díaz y Ramón Corral fueron declarados reelectos como presidente y vicepresidente para el sexenio 1910-1916, respectivamente. 

Cerrado el camino de la legalidad, Madero y sus simpatizante optaron por la vía armada. Desde San Antonio, Texas, publicó el Plan de San Luis convocando al pueblo a tomar las armas el 20 de noviembre. El 1 de diciembre, Porfirio Díaz y Ramón Corral asumieron el poder por última vez.

CELEBRACIÓN

Para conmemorar los 100 años del movimiento de Independencia de México, el presidente Porfirio Díaz decidió tirar la casa por la ventana y llevó a cabo una serie de eventos para celebrar la fecha.

Destaca de entre estos eventos el 16 de septiembre de 1910, fecha en la que Díaz inauguró el monumento de la Independencia en Paseo de la Reforma.

La cúspide del monumento se remató con la escultura de un ángel debido al arquitecto Antonio Rivas Mercado. Esta escultura representa a la Victoria Alada en actitud de vuelo, con las alas abiertas, con el brazo derecho extendido y sosteniendo una corona de laurel como para colocarla sobre la cabeza de los héroes; el brazo izquierdo extendido hacia abajo y atrás sostienen en la mano una cadena rota de tres eslabones, símbolo de los tres siglos del virreinato y la dependencia política de España. 

La escultura es hueca de bronce, revestida por hoja de pan de oro. El presidente Porfirio Díaz estuvo muy contento con el monumento.

NO TODO ERA MALO

En los 32 años del Porfiriato se construyeron en México más de 19 mil kilómetros de vías férreas con la inversión extranjera; el país quedó comunicado por la red telegráfica; se realizaron inversiones de capital extranjero y se impulsó la industria nacional.

El capital extranjero controlaba el 77% (en su mayoría de Estados Unidos), al capital mexicano correspondía el 23%, del cual el 14% correspondía a la iniciativa privada y solo el 9% a la pública.

Las 170 sociedades anónimas más importantes que existían en México durante 1910-11,se distribuían de la siguiente forma: 40% correspondía a los ferrocarriles, 17% minería,17% a los bancos, 6.6% la industria, 6.6% electricidad, 5.9% petróleo, 4.2% agricultura y 1.6 % comercio.

La década de 1901 a 1910 estuvo llena de acontecimientos trascendentales para la vida política nacional y por consiguiente para el gobierno de Porfirio Díaz.

"La formación de círculos liberales con la consiguiente formación, aunque clandestina, del Partido Liberal Mexicano y la ideología de los hermanos Flores Magón, la sequía que puso en apuros a la burguesía terrateniente, la falta de apoyo gubernamental a esa clase social, la crisis económica, la edad y decrepitud del dictador al que se exigió el restablecimiento de la vicepresidencia como condición para que Francia hiciera un préstamo a México, señaló un estancamiento para el país", describió el historiador Daniel Cosío Villegas.