5 tragedias que han marcado a la CDMX y seguro a ti también

En el recuerdo.
La Ciudad de México ya vivió muchas historias difíciles y aquí hay unos ejemplos
En el recuerdo.
La Ciudad de México ya vivió muchas historias difíciles y aquí hay unos ejemplos

5 tragedias que han marcado a la CDMX y seguro a ti también

En el recuerdo.La Ciudad de México ya vivió muchas historias difíciles y aquí hay unos ejemplos
Especial
2017-10-03 |05:43 Hrs.Actualización05:43 Hrs.
CREEMOS QUE IMPORTA POR...

Porque estos sucesos le han dado también identidad a la capital de México

"Mientras el mundo exista, jamás acabará la fama y gloria de México Tenochtitlan", así lo dijo el antiguo gobernante Tenoch en 1325. 

Hoy, los habitantes de la Ciudad de México estamos contando y haciendo nuevas historias en esta tierra. Y, sin duda, las catástrofes naturales y las tragedias provocadas por nosotros nos han dejado heridas que han forjado nuestra identidad

Vamos a recordar estos episodios de la historia moderna de la capital. 

1. LOS SISMOS (1985 y 2017)

Con 32 años de diferencia, han ocurrido dos terremotos que afectaron a la Ciudad de México. El terremoto de 1985, que sin lugar a dudas ha sido el hecho que más ha marcado no solo a la capital sino al país entero, tuvo una magnitud de 8.1 y dejó un saldo de cerca de 10 mil muertos

El sismo que ocurrió el pasado 19 de septiembre de 2017 fue de magnitud 7.1 y hasta el momento la cifra alcanza los 363 muertos, de acuerdo con la Secretaría de Gobernación. 

Tanto en 1985 como en 2017, la principal zona afectada por los sismos en la Ciudad de México fue la delegación Cuauhtémoc. En 1985, en el Centro, se derrumbaron inmuebles como el Hotel Regis, y este año lo mismo ocurrió con varios inmuebles de las colonias Roma y Condesa.

En ambos casos ha sido un hecho loable la voluntad y el liderazgo ciudadano para ayudar a los damnificados y rescatar personas. 

2. LA MATANZA ESTUDIANTIL DE 1968

A finales de julio de 1968, estudiantes de la UNAM y el IPN formaron un frente común, que incluía a la mayoría de las escuelas de nivel superior y medio superior del país, con demandas de democratización y a favor de los derechos civiles.

En ese año se iniciaron una serie manifestaciones y marchas estudiantiles en la Ciudad de México que criticaban el autoritarismo del gobierno, apoyaban las protestas en el mundo, pedían que se respetara la autonomía universitaria y exigían la libertad de los presos políticos. 

La noche del miércoles 2 de octubre de 1968 marcó un hito. 

Ese día miles de estudiantes realizaron un mitin en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, para hacer demandas como la libertad a los presos políticos, mayor libertad de expresión (despenalizarla), así como la desaparición de los cuerpos de granaderos del gobierno priista de Gustavo Díaz Ordaz, tan solo a 10 días de que se inauguraran los Juegos Olímpicos de México 68. 

A las 6 de la tarde con 10 minutos un helicóptero lanzó una bengala sobre la plaza. Entonces, comenzaron a surgir disparos desde lo alto de los edificios. Ante ello, los miembros del Ejército que resguardaban la concentración optaron por repeler la agresión y dispararon contra la multitud.

La cifra de muertos no ha sido esclarecida, ya que va desde los 33 (versión del gobierno) hasta más de 500 víctimas.  

3. 'EL HALCONAZO'

Por más increíble que parezca, el jueves 10 de junio de 1971, menos de cuatro años después de la represión estudiantil del 2 de octubre, se repitió una escena similar bajo el gobierno del recién entrante presidente Luis Echeverría. 

Un grupo paramilitar, conocido como los "Halcones" reprimió una manifestación estudiantil de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en apoyo de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), que había tenido un problema con su autonomía en la designación de su rector. En esa marcha se pidió aumentar el presupuesto universitario, libertad política y apoyo a la vida sindical de los obreros. 

Los paramilitares, sin embargo, detuvieron la marcha de manera intempestiva y violenta con la explosión de una granada.  Un cuerpo de granaderos impidió el paso de los estudiantes a pocos metros de haber iniciado el recorrido, cerca de la estación del metro Normal. 

Frente a los universitarios se desplegaron grupos armados, tanques antimotines, camiones de bomberos y patrullas. En algunas crónicas también se habla de francotiradores. Un grupo de paramilitares salió de entre los “agentes de la ley” armados con varas de bambú, palos de kendo y metralletas, con las que iniciaron un tiroteo que duró 2 horas, reportó el gobierno de la Ciudad de México. 

También conocida como la "Masacre del jueves de Corpus", tras el hecho no se dieron cifras oficiales de muertos, pero se estiman más de 120 estudiantes. Hasta la fecha no ha habido consignados ni responsables, que apuntaron al presidente Echeverría y al entonces regente Alfonso Martínez. 

4. EXPLOSIÓN DE TORRE PEMEX

El 31 de enero de 2013, el sótano de la Torre B2 de las oficinas centrales de Petróleos Mexicanos explotó provocando la muerte de 37 personas.

De acuerdo con información de la PGR, los resultados del peritaje que solicitó al Instituto de Geología de la UNAM, arrojaron que el sótano al ser un lugar cerrado, sin ventilación, favoreció la acumulación de gas metano.

Se comprobó, además, la presencia de microorganismos productores de metano, que con los solventes utilizados para el mantenimiento y las conexiones eléctricas, generaron vapores los cuales combinados con el gas produjeron una mezcla explosiva.

5. HOSPITAL DE CUAJIMALPA

Una pipa de gas que abastecía al Hospital Materno Infantil en la delegación Cuajimalpa explotó y causó la muerte de cuatro niños, tres adultos y decenas de heridos el 29 de enero de 2015. 

Antes de las 7 de la mañana, una pipa de la empresa Gas Express Nieto dio servicio a este hospital, pero el problema es que había una fuga de gas reportada. 

De acuerdo con el jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, la explosión se dio mientras se evacuaban a las personas y el 70 por ciento del hospital colapsó por la explosión.

Con información de El Financiero