Junio del 2020 fue un mes violento en Guanajuato

Quema de comercios y viviendas se han registrado en Celaya
Quema de comercios y viviendas se han registrado en Celaya

Junio del 2020 fue un mes violento en Guanajuato

La violencia.Quema de comercios y viviendas se han registrado en Celaya
Cuartoscuro
2020-08-02 |12:57 Hrs.Actualización12:57 Hrs.

El 20 de junio, el estado vivió una inédita oleada de ataques en 13 municipios, con bloqueos en avenidas y carreteras, quema de vehículos y de negocios. El municipio más afectado fue Celaya.

Los ataques fueron en respuesta a cateos y un operativo donde fuerzas federales detuvieron a 26 personas, entre ellas a la señora María Eva, la madre de José Antonio Yépez Ortiz "El Marro", líder del Cártel de Santa Rosa de Lima.

El 29 de junio, tres policías municipales de Silao, fueron ejecutados. Las muertes presuntamente se las adjudicó "El Marro" a través de un video.

Junio cerró con 377 asesinatos, siendo el segundo mes más violento en lo que va de este año.

El 1 de julio, 27 internos de un anexo clandestino de Irapuato, fueron acribillados por tres sicarios de "El Marro". Se trata de la peor masacre que se ha registrado en el país en lo que va del año.

El 3 de julio, cinco policías estatales fueron ejecutados por un comando armado sobre la carretera Jerécuaro-Apaseo El Alto.

El 5 de julio, un policía municipal de Moroleón y su esposa –agente de Tránsito de Uriangato-, fueron asesinados por hombres armados al interior de su casa.

El 7 de julio, el subdirector de Seguridad Pública de Moroleón, fue ejecutado a bordo de su vehículo particular, y dos días después, una mujer policía de Comonfort, murió asesinada a balazos al salir de turno.

Durante los primeros seis meses de 2020, Guanajuato contabilizó 51 agentes de la policía ejecutados.

El 8 de julio, siete personas fueron asesinadas en dos ataques en menos de una hora en la comunidad de Los Prietos, en Salamanca.

Y el pasado viernes 10 de julio, 16 personas fueron asesinadas a balazos en diferentes hechos; cinco de las víctimas –entre ellas el joven empresario Andrés Fernández Quintana- fueron ejecutados en un verificentro ubicado en la avenida 12 de Octubre en Celaya.