Guanajuato se ha convertido en uno de los estados más violentos del país

"El Marro" ha sido señalado por diversos actos de violencia en Guanajuato
"El Marro" ha sido señalado por diversos actos de violencia en Guanajuato

Guanajuato se ha convertido en uno de los estados más violentos del país

La violencia."El Marro" ha sido señalado por diversos actos de violencia en Guanajuato
Especial
2020-08-02 |09:04 Hrs.Actualización09:04 Hrs.

La detención de José Antonio Yépez Ortiz, alias ‘El Marro’, identificado como del líder el Cártel de Santa Rosa de Lima, es un duro golpe al crimen organizado que, principalmente, durante este año ha vivido el estado de Guanajuato.

Guanajuato se ha convertido en uno de los estados más violentos del país. Sus habitantes viven entre el terror y la zozobra, pues todos los días se cometen más de un asesinato a balazos, según lo consignan los reportes policiacos.

Además, cada vez son más frecuentes las ejecuciones múltiples, los ataques con granadas y la quema de casas y negocios, los hallazgos de cuerpos desmembrados, así como las balaceras en la vía pública.

Simplemente la ola de violencia en Guanajuato ya dejó 51 policías asesinados en el primer semestre de este año.

Estos hechos de violencia no se veían antes en Guanajuato, pero a partir del año pasado han sido recurrentes, debido al enfrentamiento que protagonizan el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) que lidera Nemesio Oseguera Cervantes, alias ‘El Mencho’, y el Cártel de Santa Rosa de Lima, de José Antonio Yépez Ortiz, alias ‘El Marro’.

Tanto las autoridades federales como estatales, aseguran que ambos grupos rivales se están matando entre ellos y que así lo reivindican en mensajes escritos en cartulinas que se dejan mutuamente en el lugar de cada hecho de sangre.

Sin embargo, esta lucha de poder ha cobrado también muchas víctimas colaterales que sufren los atropellos de estos delincuentes o que han muerto como resultado de los ataques entre ellos.

El caso más reciente es el del joven empresario Andrés Fernández Quintana, quien murió acribillado el pasado 10 de julio durante el ataque a un centro de verificación vehicular en Celaya, donde un comando armado mató a cinco personas.

Ambos cárteles se están peleando el control de Guanajuato para ejercer sus actividades ilícitas como el tráfico de drogas, el huachicol, el robo de vehículos y las extorsiones a empresas, comercios y a particulares.

Su confrontación ha dejado, en lo que va del año, al menos 2 mil asesinatos, según las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

UN AÑO VIOLENTO

Enero 2020 pasará a la historia como el mes más violento en los últimos 20 años en Guanajuato, con 462 homicidios.

Durante enero, ocurrieron al menos siete multihomicidios; ésta, es la nueva forma de operar de los delincuentes para sembrar el terror.

Además, cuatro policías municipales fueron ejecutados a balazos.

La Fiscalía de Guanajuato, informó que de los 462 homicidios que hubo en enero, más de la mitad ocurrieron en León, Irapuato, Salamanca y Celaya, municipios que concentran el 80 por ciento de la actividad industrial y comercial del estado y que, por consecuencia, son el territorio que se disputan las organizaciones criminales.

Ni la contingencia por la pandemia del COVID-19 ha frenado a los delincuentes, ya que en marzo, Guanajuato se mantuvo como el epicentro de la violencia a nivel nacional, con un promedio de 10 crímenes por día.

En ese mes ocurrieron 65 multihomicidios en ataques a centros nocturnos, restaurantes-bar y negocios diversos; varios de estos establecimientos fueron incendiados con granadas y en su interior se hallaron cuerpos calcinados.

Durante abril, otros tres agentes de seguridad fueron asesinados. Al respecto, la Fiscalía del Estado no ha informado si los elementos tenían vínculos con la delincuencia organizada, por la forma en la que fueron masacrados.

La delincuencia asestó un duro golpe el pasado 20 de junio, con una oleada de ataques en 13 municipios, donde hubo bloqueos en avenidas y carreteras con quema de automóviles y camiones; en Celaya incendiaron 21 vehículos y 7 negocios -dos Bodega Aurrera, dos gasolineras, una mueblería y dos tiendas Oxxo.

Estos ataques de violencia extrema nunca antes vistos en Guanajuato, fueron en respuesta a cateos y un operativo donde fuerzas federales detuvieron a 26 personas en Celaya, entre ellas a la señora María Eva, la madre de José Antonio Yépez Ortiz, alias ‘El Marro’.

En dicho operativo, también fueron detenidas la hermana y una prima de ‘El Marro’. Las autoridades señalaron a estas tres mujeres como operadoras financieras del Cártel de Santa Rosa de Lima.

El Marro también ordenó la ejecución de tres policías de Silao que intentaron detener a su mamá el día que la juez la dejó en libertad por falta de pruebas.

Otro capítulo violento que marcó a Guanajuato, fue la ejecución de 27 internos de un anexo clandestino en Irapuato, ocurrida la tarde del pasado 1 de julio. Se trata de la peor masacre que se ha registrado en el país en lo que va del año.

Con la captura de los tres presuntos autores materiales de este crimen, la Fiscalía pudo acreditar que la masacre fue ordenada por ‘El Marro’, como parte de la guerra que sostiene con el Cártel Jalisco Nueva Generación.